Olga Sánchez Cordero

Rosario Guerra

Antes de rendir protesta como Senadora de la República, Olga Sánchez Cordero acudió a un desayuno con las integrantes del International Women´s Forum, capítulo México. Esta asociación feminista congrega a mujeres de diverso origen que han destacado por su trayectoria profesional e impulsa nuevos liderazgos femeninos que rompan la barrera del techo de cristal. Cada año se reúnen en dos diferentes sedes, en distintos países, para analizar los cambios que la humanidad registra en diversos aspectos sociales, políticos y económicos. Olga Sánchez presidió este organismo en México y es parte del Salón de la Fama del mismo, que reconoce mujeres destacadas en su labor en el mundo.

Recibirla de nuevo convocó a muchas socias que querían escuchar de viva voz su mensaje de cara al nuevo gobierno del que formará parte. Fue muy enfática y apasionada, lo que refleja su compromiso con diversas causas que en su vida laboral ha defendido. Inició con una narrativa de cómo surgió su relación con Andrés Manuel López Obrador durante el proceso de desafuero. Después se refirió a la violencia que escalado en México, 9 de cada 10 familiares que buscan desaparecidos son mujeres. Más de 347 mil muertes sin aclarar. La situación de las Procuradurías Federal y Estatales que no lograr ni investigar, ni castigar culpables. Fueron 140 los candidatos asesinados en el proceso electoral. Es una necesidad transformar y hacer eficientes estas instituciones.

Reiteró la voluntad de despenalizar el consumo de marihuana. Relató la cantidad de presos que son adictos, tratados como criminales. Mujeres presas por ser utilizadas como mulas. Recordemos que el Congreso se negó a autorizar una cantidad mayor de consumo personal de marihuana, bajo prejuicios absurdos, por lo cual no se logró liberar a muchos adictos. Hoy se perfila otra posibilidad. Refirió que en la Casa Blanca la propuesta no fue bien recibida, pese a que 25 estados de la Unión Americana ya ha liberalizado el consumo de esta droga, muy útil en tratamientos médicos. Sin embargo, la postura es que sigue siendo delito federal.

Sobre la amapola comentó lo que ya sabemos, ONU solo ha permitido el cultivo en pocos países, además los tratamientos contra el dolor para enfermedades terminales, controlados por las empresas farmacéuticas, están recurriendo a drogas sintéticas más que al opio, lo que además encarece tratamientos que quedan fuera del alcance de dichos enfermos. Celebró el fallo de la SCJN a favor de la muerte asistida en la Ciudad de México.

Sobre migración apuntó que es un dato poco conocido es que entre México y Estados Unidos, la migración mexicana registra un -4%, es decir más paisanos regresan que los que emigran de nuestro país. El flujo de migrantes centroamericanos por el contrario se ha incrementado, por violencia y pobreza. A fin de atender este tema se emitirá una cartilla de identidad para ubicar a los migrantes, su origen, con fines preventivos, no de residencia. Reiteró que AMLO buscará alternativas con Canadá y Estados Unidos para atender este asunto desde su raíz.

Desde luego abordó la interrupción legal de embarazo, la injusticia de que las mujeres sufran prisión por abortar, la falta de acciones públicas más decididas en contra del embarazo adolescente que ha crecido mucho en México. Condenó la trata de personas que también forma parte de las bandas delincuenciales como lucrativo negocio.

Su intervención fue apasionada, como intensa es ella. En fin, un par de horas que pasaron volando. Como Senadora ayudará a encarrilar diversas propuestas para modificar leyes y preparar el camino al nuevo gobierno, del que formará parte en diciembre como Secretaria de Gobernación.

Ante cuestionamientos sobre el redimensionamiento de la Secretaría, comentó que lo importante es volver a lo básico. Por tanto, la seguridad quedará en manos de otra dependencia. Y Gobernación se enfocará a temas de gobernabilidad. A recuperar en Estado de Derecho y los valores de la sociedad, tan cuestionados por la escalada del narcotráfico. Comentó que si bien a los jóvenes les corresponde el futuro, a las mujeres les toca modificar el presente. Y su compromiso fue evidente. La realidad empero es necia y complejas las soluciones. Esperemos un gran éxito por todos.

FUENTE: EL FINANCIERO