‘Napito’ entusiasta de volver a México ‘por la puerta principal’

El exlíder sindical ocupará una curul por el partido Morena y anunció que pedirá que se reabra el caso de Pasta de Conchos 

El exlíder sindical minero y exacusado de desvío de recursos, Nopoleón Gómez Urrutia, declaró en entrevista con La Jornada, que volverá a México y lo hará “por la puerta principal” y con la frente en alto, para colaborar con el próximo gobierno de López Obrador y tomar posesión de su cargo como senador, al que llegó por vía plurinominal, por el partido Morena

Durante la campaña electoral López Obrador afirmó que Gómez Urrutia es un perseguido político, debido a los cargos que enfrentó vinculados con el incendio de la mina Pasta de Conchos, en que la que 65 trabajadores murieron.

“Allá está Napoleón Gómez Urrutia en Canadá, en el exilio porque lo han perseguido, porque no se sometió a los dictados de los que mandan en la Secretaría del Trabajo y otros que se sienten dueños de México”, acusó el presidente electo en campaña. 

Luego de estar 12 años fuera de México y enfrentando acusasiones por desvío de recursos, el exlíder sindical regresará al país.

“Voy a llegar al país y al Senado de frente, porque no tengo nada que ocultar o esconder”, afirmó Gómez Urrutia, durante una entrevista con La Jornada.

Además, sentirse optimista por dejar Cánada, donde ha residido los últimos 12 años, el exlíder minero resaltó que tuvo que enfrentar por años “una guerra jurídica y política”.

El futuro ocupante de una curul, declaró que pedirá que se reabra el caso de Pasta de Conchos para que se investigue y sancione a los responsables de esa tragedia.

El exilio de Urrutia por Pasta de Conchos

En febrero de 2006 un incendio en la mina de carbón Pasta de Conchos en Coahuila, dejó como saldo 65 mineros muertos. Grupo México, propietario de la mina, se negó a rescatar a los trabajadores que quedaron atrapados, por lo que se desconoce cuántos de ellos permanecieron con vida.

Una semana después del incidente el entonces Secretario del Trabajo, Francisco Javier Salazar, aprobó cancelar las tareas de rescate.

De acuerdo con Gómez Urrutia, exlíder del sindicato de mineros, las intimidaciones contra él y su familia iniciaron cuando la dirección del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de México, decidió interponer una demanda por homicidio contra el dueño de Grupo México, Germán Larrea.

“Recibíamos amenazas de muerte vía telefónica o mediante anónimos” recordó el futuro senador en entrevista con La Jornada.

En 2014, la policía Internacional Criminal (Interpol, por sus siglas en inglés) emitió una ficha roja contra Gómez Urrutia por fraude de 55 millones de dólares contra trabajadores.

Contra Gómez Urrutia pesaban 11 causas penales por la supuesta malversación de fondos que el sindicato minero obtuvo de Grupo México tras un juicio en el que exigía el pago de acciones a trabajadores mineros.

En agosto de 2014 la Suprema Corte de Justicia de la Nación exoneró de los cargos del político. “Nadie puede ser juzgado dos veces por los mismos hechos, pero en mi caso lo hicieron 11 veces, debido al abuso de poder y la corrupción”, declaró Gómez Urrutia.

Actualmente el exlíder sindical forma parte de la dirección de IndustriALL Global Union, una organización que afilia a 50 millones de trabajadores de distintas partes del mundo. Napoleón Gómez Urrutia destacó que pese haber sido exonerado aún se hacen campañas de desprestigió en su contra.

Con información de La Jornada SinEmbargo

 

 

FUENTE: EJE CENTRAL