Andrés Manuel López Obrador es oficialmente presidente electo de México

El Tribunal declaró como válida la elección del 1 de julio y proclamó ganador al candidato de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’.

Andrés Manuel López Obrador fue declarado este miércoles, por unanimidad, como presidente electo de los Estados Unidos Mexicanos por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“Con base en la suma efectuada, en favor de Andrés Manuel López Obrador se emitieron 30 millones 100 mil 327 sufragios, es decir el 53.20 por ciento total, por lo que se determina que es el candidato ganador de las elecciones”, dijo María Cecilia Sánchez, secretaria General de Acuerdos en la sesión pública en la que también declaró como válida la elección presidencial del 1 de julio.

Con ello, comienza oficialmente la etapa de transición, en la que el gobierno en turno deberá entregar la administración al próximo mandatario y a su gabinete.

El Tribunal citó a López Obrador a las 13:00 horas para la entrega de la constancia de presidente electo.

El gobierno del tabasqueño iniciará el próximo 1 de diciembre, fecha en la cual tomará protesta como presidente constitucional.

López Obrador alcanza la presidencia en su tercer intento, luego de perder en una polémica elección ante Felipe Calderón en 2006, y frente a Enrique Peña Nieto en 2012.

Es el candidato con mayor número de votos en la historia, y el que mayor porcentaje de votación tiene en la historia moderna.

En los sufragios del 1 de julio, Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente electo, obtuvo el 53.18 por ciento de los votos emitidos, de acuerdo con los cómputos distritales. Ricardo Anaya registró el 22.26 por ciento de los votos, mientras que José Antonio Meade consiguió el 16.42 por ciento.

Previo a la sesión de este miércoles, la Sala Superior concluyó el martes la revisión de todas las impugnaciones en contra de la elección presidencial, con la resolución de los últimos cuatro juicios de inconformidad, con lo que se declaró listo para entregar la constancia de mayoría.

 

 

FUENTE: EL FINANCIERO