Venezuela madura

Sergio Sarmiento

Jaque Mate

“La revolución es imposible sin una situación revolucionaria”.
Lenin

LOS CABOS.- En una transmisión oficial de televisión Nicolás Maduro afirmaba: “Ha llegado la hora de la recuperación económica…”, pero sus palabras fueron interrumpidas súbitamente mientras el Presidente y su esposa, Cilia Flores, miraban desconcertados hacia el cielo. La transmisión cortó de manera incongruente al rostro de un joven soldado y después a una formación militar que se dispersaba con temor.

Minutos después el vicepresidente y ministro de Información, Jorge Rodríguez, salió a las pantallas a afirmar que se había registrado un atentado con drones en contra del presidente Maduro, quien estaba ileso. Añadió que las explosiones habían provocado lesiones a siete elementos de las Fuerzas Armadas.

Más tarde el propio Maduro declaró: “Todo apunta a la ultraderecha venezolana en alianza a la ultraderecha colombiana y que el nombre de Juan Manuel Santos [el Presidente saliente de Colombia] está detrás de este atentado”. Un grupo denominado Soldados de Franela se atribuyó el atentado en Twitter, pero la atribución no fue mencionada por la televisora estatal Telesur. Maduro ya había dicho que el culpable era Colombia, por lo que esa era la única explicación posible.

Como los videos no mostraron las explosiones ni su ruido, no faltaron las teorías que cuestionaban el atentado. La oposición argumentó que Maduro simplemente buscaba distraer la atención ante el desplome de la economía venezolana. Un parte de la agencia AP apuntó que “tres funcionarios que hablaron bajo condición de anonimato… dicen que el incidente fue realmente la explosión de un tanque de gas dentro de un apartamento”. Varios reporteros que cubrían los hechos están desaparecidos.

Venezuela vive una situación de absoluta desesperación económica y política. Si bien el Banco Central de Venezuela ha dejado de informar sobre la inflación, la Comisión de Finanzas del Parlamento, de oposición, calcula que los precios subieron 2,616 por ciento en 2017 y que la economía se contrajo en 15 por ciento. El FMI estima que para fines de 2018 la inflación alcanzará niveles de un millón por ciento al año. Tan solo entre 2013 y 2017 la economía venezolana se contrajo en 34.6 por ciento, según José Manuel Puente de Oxford y Jesús Rodríguez de la Universidad de Warwick del Reino Unido.

El culto a Hugo Chávez, sin embargo, no ha desaparecido en Venezuela. El mausoleo construido en el cuartel militar 4F, ahora museo, sigue siendo visitado por venezolanos que lloran y se lamentan de su fallecimiento. En la misma calle hay una capilla donde la gente hace sus peticiones a Chávez como si fuera un santo. Muchos venezolanos atribuyen el desplome de la economía a Maduro, pero no a Chávez.

Hay quien dice que Venezuela está madura para una rebelión. La vía democrática para el cambio la cerró el Presidente cuando, después de perder las elecciones legislativas de 2015, desconoció a la Asamblea Nacional y la sustituyó por una Asamblea Constituyente. Las elecciones presidenciales de 2018, en que solo participó el 46 por ciento del electorado, no fueron ya democráticas. Tan solo entre abril y julio de 2017 la represión contra las protestas callejeras dejó 121 víctimas mortales, según la ex fiscal Luisa Ortega Díaz.

La violencia es siempre lamentable. El problema es que el gobierno venezolano no solo ha destrozado la economía del país, sino que ha decidido eliminar la democracia para impedir un cambio pacífico de poder. Lenin diría que en Venezuela hay una situación revolucionaria.

 
· DESIERTO Y MAR
 
La combinación de desierto y mar le da a Los Cabos su especial atractivo. Pero hay otros lugares del país que lo ofrecen y no han logrado éxito turístico. Ahí están San Carlos y Puerto Peñasco en Sonora, así como San Felipe en Baja California. Hay que promoverlos mejor.

 

 

FUENTE: REFORMA