Cuidado con la Constitución Moral

Georgina Morett

Con todo respeto

En el difícil camino hacia las libertades individuales, te enteras de que la futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, tiene en sus prioridades aprobar la ley de voluntad anticipada como un derecho a la muerte digna.

Y explica que hay 17 estados que ya consideran este derecho o lo están debatiendo, pero que en los demás ni siquiera se habla del tema, por lo que señala: “Es obviamente a través de una ley de voluntad anticipada que se va a promover en toda la República en los hospitales, a través de los notarios y de las instancias hospitalarias, pero desde luego tenemos muy claro que el derecho la muerte digna es un derecho fundamental”.

Posteriormente, sabes que la Suprema Corte de Justicia discutirá el 8 de agosto un proyecto para declarar inconstitucional el delito de posesión simple de drogas sin fines de distribución.

Y que el proyecto, de la ministra Norma Piña, propone declarar que el artículo 477 de la Ley General de Salud “restringe injustificadamente la libertad personal y no satisface las exigencias del principio de lesividad”, porque la posesión para consumo propio no pone en riesgo la salud de terceros.

Así sientes que México está caminando hacia las libertades individuales, que ya respetamos la diversidad sexual, en la Ciudad de México el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo, y que con ello también nos damos trato de adultos que sabemos tomar nuestras decisiones.

Y cuando estamos a un paso de festejar nuestros avances, escuchamos al futuro presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, asegurar que creará una Constitución Moral, y a partir de ese momento surgen nuestras dudas y temores.

El perredista Fernando Belaunzarán, quien siempre ha defendido las libertades individuales, de inmediato respondió a esta propuesta al señalar que “no hay una moral, hay muchas morales. La ley es coercitiva, la moral no debiera serlo. Diferencia nodal entre liberales y conservadores es que éstos quieren su moral particular en las leyes. El solo nombre de #ConstitucionMoral es triunfo conservador. De hecho este tema se convirtió en trending topic en Twitter.

Nadie niega los grandes problemas de inseguridad, de corrupción, de violencia que vivimos en México, pero una Constitución Moral puede tener muchos significados y puede convertirse en un auténtico peso en contra de las libertades individuales.

Para cambiar el país hagamos cumplir las leyes, acabemos con la impunidad y dejemos que moralmente cada quien decida cómo comportarse.

Ayer, en el restaurante San Ángel Inn, se dio una interesante reunión entre dos personajes cercanos al PRI, egresados del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y exsecretarios de Hacienda.

Desayunaron Pedro Aspe y José Antonio Meade. Algunos priistas de alto nivel comentan que van a poner una consultoría juntos, como la de Protego, que dio sus servicios a tantos gobernadores en el país.

Eso comentan los priistas, pero también pudieron reunirse para analizar la estrepitosa caída del PRI en las pasadas elecciones. Hay también una tercera opción, que hayan analizado el futuro del grupo ITAM, que en el próximo gobierno se ve muy lleno de nubarrones.

* * *

Ante el pasmo del PRI frente a su debacle en las elecciones, que ha operado cambios mínimos, Ulises Ruiz, exgobernador de Oaxaca y dirigente de la Corriente Democracia Interna, demandó que las dirigencias estatales y municipales sean renovadas mediante la consulta directa con militantes y simpatizantes y no como acostumbran, con “los mismos de siempre”.

FUENTE: EL FINANCIERO