AMLO no intervendrá en las crisis de Venezuela y Nicaragua: Ebrard

El nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, no intervendrá en los asuntos internos de otros países, como las crisis en Venezuela y Nicaragua, dijo el futuro canciller mexicano.

El nuevo gobierno de México, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, no intervendrá en los asuntos internos de otros países, como las crisis en Venezuela y Nicaragua, dijo el futuro canciller mexicano.

México integra el Grupo de Lima, una coalición de 14 países americanos, que incluye también a Argentina, Brasil, Canadá y Perú. La agrupación no reconoció las elecciones presidenciales de mayo en Venezuela por considerar que no cumplieron con las mínimas garantías democráticas.

 

Venezuela atraviesa una aguda crisis económica y social que ha obligado a millones de sus ciudadanos a emigrar a otros países de la región huyendo de la hiperinflación, la escasez de alimentos y medicinas y de la inseguridad.

“México va a seguir una política exterior respetuosa de la no intervención (…) y, hasta ahora, no estamos vislumbrando abandonar esa política”, dijo a la cadena Radio Fórmula, Marcelo Ebrard, designado como secretario de Relaciones Exteriores en el nuevo Gobierno que iniciará el 1 de diciembre.

“Eso no quiere decir que no nos preocupe la situación de uno u otro país, en este caso Venezuela. Vamos a ver cómo diseñamos y cómo podemos contribuir de la mejor manera”, agregó el político de 58 años.

Ebrard dijo que mantendrían la misma política de “no intervención” respecto a Nicaragua, donde cientos han muerto durante tres meses de protestas contra el gobierno del exguerrillero izquierdista Daniel Ortega, un conflicto criticado fuertemente por Estados Unidos y la OEA.

El viernes, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, visitará México y se reunirá con López Obrador, una oportunidad, dijo Ebrard, para limar las asperezas que han prevalecido desde que Donald Trump asumió en enero del 2017.

“El trato que hemos recibido por parte del gobierno de Estados Unidos ha sido terrible (…) Lo más sencillo es magnificar el conflicto, pero debemos buscar qué áreas de entendimiento puede haber”, dijo Ebrard, ex jefe de gobierno de la Ciudad de México (2006 – 2012).

FUENTE: EL ECONOMISTA