Entre acusaciones de corrupción y promesas, así fue el último debate entre candidatos a la gubernatura de Veracruz

Yunes Márquez destacó los problemas heredados por la anterior administración de Javier Duarte de Ochoa y la corrupción, de la que sostuvo no estuvieron involucrados todos los exfuncionarios.

El segundo debate entre los candidatos a la gubernatura de Veracruz se realizó entre acusaciones mutuas de corrupción, promesas de programas sociales o de incrementar los servicios de salud y transparencia.

Los aspirantes Miguel Ángel Yunes Márquez (PAN- PRD- MC); José Yunes Zorrilla (PRI- PVEM); Cuitláhuac García Jiménez (Morena-PT-PES), y Judith González Sheridan (Panal), se acusaron mutuamente de no haber cumplido promesas, de corrupción y diversas fallas tanto propias como de otros integrantes de sus partidos políticos.

En el último debate a la gubernatura durante la contienda electoral se abordaron los temas de Política, Gobierno y Cultura Democrática; Desarrollo Social y Sustentable, y Atención a Grupos Vulnerables; Servicios Públicos y Salud.

González Sheridan presentó su propio programa social denominado “Más por Veracruz”.

En contraparte, Yunes Zorrilla y García Jiménez criticaron los programas sociales. El primero propuso aumentar oportunidades de empleo, mientras que el segundo señaló la necesidad de fortalecer el campo.

Además, todos coincidieron en la urgencia de impulsar el turismo en el estado y mejorar los sistemas de salud.

García Jiménez aseguró que en caso de llegar a la gubernatura el estado de Veracruz sería declarado en “emergencia humanitaria” debido a la cantidad de personas que se encuentran como desaparecidas.

Durante el debate, la candidata de Panal mostró una caja de boleros como un “regalo” para el abanderado de Morena-PT-PES a quien señaló de vivir en casa de sus papás.

“Que este personaje que tengo aquí al lado se salga de vivir con sus papás (…) este es un trabajo muy digno, te lo voy a regalar, a ver si ya te puedes poner a trabajar y te salgas de tu casa”, afirmó, mientras desenvolvía la caja colocada en una bolsa de regalo.

Además, Sheridan hizo varios señalamientos hacia García Jiménez desde que su papá, Atanasio García Durán, abanderado por el PRD, (2004 al 2007) fue diputado local, e insinuó que tuvo pactos con el exgobernador Fidel Herrera Beltrán, además de resaltar las fallas de los alcaldes de Morena que se encuentran en funciones.

En tanto, García Guzmán realizó señalamientos, pero contra Yunes Márquez de quien reiteró que es el hijo del gobernador (Miguel Ángel Yunes Linares) y descalificó las propuestas que realiza, pues según dijo se podrían haber implementado en la administración actual.

“Por más que el hijo del gobernador prometa que va a hacer o va a atender ¿por qué no lo hacen ahora?”, comentó.

Además, mostró una fotografía que supuestamente pertenece a Boca del Río, municipio que fue gobernado por el ahora candidato panista, para señalar que se encuentra en malas condiciones de infraestructura.

Yunes Márquez no dio respuestas a los señalamientos recibidos. Sin embargo, sí hizo referencia a los problemas heredados por la anterior administración de Javier Duarte de Ochoa y la corrupción, de la que sostuvo no estuvieron involucrados todos los exfuncionarios.

“Cuando me refiero a la corrupción que hubo en la administración de Javier Duarte no voy a generalizar, ni estigmatizar”, indicó.

El debate fue presentado como un formato flexible en el que los candidatos tenían tiempo de dialogar entre sí, sin embargo, en la mayor parte de las intervenciones no hubo respuestas entre ellos.

 

 

FUENTE: ANIMAL POLÍTICO/Ana Alicia Osorio