Le Corbusier Charles-Édouard Jeanneret-Gris 1887 – 1965

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Armonía y proporción

Pilar indispensable de la arquitectura del siglo XX, soporte formal con sus cinco puntos de la arquitectura que rigen el moderno, obsesivo al delirio de entender su sistema de escala en la proporción arquitectónica como una continuación del Hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci, tomó el número áureo, medidas humanas y los números de Fibonacci para obtener su sistema y su arquitectura, El Modulor. 

Para él, armonía y proporción, eran el centro absoluto de su filosofía de diseño. Entendía la arquitectura como un orden matemático universal, con ritmos y relaciones en clara función de unos con los otros, y con profundas raíces en la cultura humana, en el entendido de nuestra geometría orgánica. 

Arquitecto-Urbanista, comprendió plenamente el poder de la Ciudad, el automóvil como agente modificador del espacio y el tejido urbano. Su ciudad de grandes edificios de vivienda separados por parques y anulando cualquier intento de ornamentación. Lo paradójico es que su arquitectura se convirtió en el siglo XXI como referente de la arquitectura de la pobreza en los países de Europa y Norteamérica. Se le aprecia aburrida e inhumana, en mucho, él fue el sustento ideológico de la arquitectura y planeación urbana soviética en la época constructivista. 

La capilla de Notre Dame du Haut en Ronchamp, es una de las obras cumbre de la arquitectura mundial, La Villa Saboye es probablemente la obra más estudiada e imitada del siglo XX, sus conjuntos habitacionales son después de 50 años proyectos insuperables y brillantes en su concepción lógica. 

Arquitecto indispensable, en la que su importancia está más en su enorme influencia en las siguientes generaciones que en su arte. Como arquitectos siempre recurrimos a la lógica de Le Corbusier, su matemática y orden como elementos que garantizan armonía y proporción. Es una pena que nos explicó el Modulor, que sistemático y ordenado nos enseñó que la arquitectura respondía a una serie de números y relaciones matemáticas perfectamente comprensibles, pero nunca nos representó en su matemática la forma o fórmula con la que él saturaba de arte toda su arquitectura. 

Como lo mencione anteriormente, Le Corbusier estará junto con Miles Van de Rohe y Frank Lloyd Wright como los tres arquitectos más importantes e influyentes del siglo XX. 

En cualquier otro arquitecto se estudia su obra, en el caso de Le Corbusier, se analiza y se intenta descifrar en cada elemento sus proporciones, armonía, matemática, y sobre todo, su indiscutible belleza.

 

Arq. Jorge Flores Mtz

Agosto  de 2017